La historia entrañable entre México y República Checa, una amistad que trasciende las fronteras del respeto, cooperación y admiración mutua.

No podíamos dejar pasar desapercibida esta fecha de gran significado, motivo de celebración para nuestros queridos y entrañables amigos de la República Checa.

Hace 100 años, exactamente el 28 Octubre de 1918 se hizo realidad el anhelo de muchos Checos y Eslovacos de vivir en un estado soberano.

Al mapa europeo se sumó una nueva república, un patrimonio para disfrute de todo el mundo. En aquel entonces, Chequia era uno de los centros de la vida europea moderna. Las ciudades como Brno, Hradec Králové, Pilsen, Pardubice o Praga poseen una singular arquitectura funcionalista heredada de los 20 años de “paz”.

Uno de los principales responsables de su fundación fue el primer presidente checoslovaco, T. G. Masaryk, símbolo mundial  de la democracia.

Fue factor crucial del  florecimiento de Checoslovaquia durante la llamada Primera República en los años 20 del siglo XX.

El 21 de Octubre de 1999 los concejales del Ayuntamiento de Praga aprobaron el proyecto de donar a la capital mexicana una estatua del primer presidente checoslovaco Tomáš Garrigue Masaryk (1850–1937). Este es uno de los dos originales de la misma estatua que ha sido colocada en el Castillo de Praga el 7 de Marzo del 2000 con ocasión de los 150 años de su natalicio.

En México, el reconocimiento a esta gran labor  y ejemplo a seguir del Presidente de Checoslovaquia y por decisión del presidente Lázaro Cárdenas del Río,  en el año 1936, instituyo  reconocer a La Avenida Presidente Masaryk , siendo una de las calles más emblemáticas de la Ciudad de México, donde se encuentran las boutiques de mayor prestigio, así como los restaurantes más lujosos y considerada la avenida más cara y exclusiva de América Latina, siendo sólo comparada con Rodeo Drive en California, Estados Unidos.

Hoy en día la colaboración cultural, deportiva, humanitaria y de negocios sigue siendo un gran lazo de hermandad entre estas dos grandes naciones: México y República Checa creciendo juntos en beneficio de nuestra gente.

En Green Holdings – PRIHODA México estamos felices y agradecidos, por  haber sido considerados por el Excelentísimo Señor  Embajador PhDr. Ľubomír Hladík en esta gran celebración, llevada a cabo en las Instalaciones de la Embajada de La República Checa en la Ciudad de México,  donde esta amistad entre las dos Naciones se ha vuelto palpable, al tener el honor  y compartir con alegría tan memorable ocasión.

No podía ser la excepción y en esta ocasión nuestra calidad PRIHODA una vez más ha sido reconocida por los cientos de invitados de honor que han asistido a esta celebración en la Embajada de La República Checa en México.

Proyecto ubicado en las instalaciones de la embajada de La República Checa en la Ciudad de México.
Diseño: Medio circulo con instalación a Techo y tensores de perfil, logotipos de emblema de la Embajada.